Sonetos poco serios III y IV

Aquí están otros dos sonetos poco serios =) espero que alguien por ahí los disfrute tanto como yo disfruté haciéndolos.

Soneto de Amor

Un día por la vida caminando
vi al amor que estaba muy concentrado
con curiosidad me acerqué a su lado
a ver en qué estaba absorto pensando;

así conocí que estaba escribiendo
un poema de néctar atascado
para llevarle a un enamorado
cuyo corazón estaba sufriendo.

Tan pinche cursi era el poema de Amor
que al suicidio se lanzaron mis ojos.
Esperé la distracción de Amor, luego

robé el poema y lo llevé, con horror,
a consumirse en grandes fuegos rojos
¡bendito sea el siempre voraz fuego!

Soneto Triste

Soy un soneto que fue concebido
con un propósito ya olvidado.
Muero vacío y sin significado
solo y buscando un poeta perdido.

¿Dónde se esconde el ingenio bandido
que me escribió y me dejó, descuidado?
¿A dónde se fue el poeta malvado
que abandonó este intento fallido?

Y ya ningún poeta, por espanto
quiere atreverse a ser responsable
de mí, que de fealdad robo el aliento.

Ahora busco un borrador amable
que pueda acabar ya con mi tormento
y vuelva a hacer esta hoja agradable.

Sonetos Poco Serios I y II

Nota: esos poemas no fueron escritos con afán de hacer algo serio. Más bien, son una bonita broma.

Soneto Poco Serio I

Este es un soneto alegre y contento
Lleno de dulces y lindos colores
Luces, arcoíris y bellas flores
Un poema para olvidar el tormento

Un poemilla ligero como el viento
Y que sabe mejor que mil amores
Llega espantando todos los temores
Con la alegría que del poema siento

En cosas cursis ahora pensemos
En globos y flores y corazones
En suaves peluches, lindos cachorros

En ricos pasteles que comeremos
Juegos bobos que no entienden razones
En cosas que son felices a chorros

Soneto Poco Serio II

Este soneto lo estoy escribiendo
Porque la verdad se me olvido el otro
No tiene rima porque soy muy floja
Pero juro que es endecasílabo

No se de que puede hablar mi soneto
Pues la verdad soy muy poco original
Siento que estoy haciendo el ridículo
Hago cualquier cosa en nombre del arte

Se supone que siguen dos tercetos
Que deben ser profundos y concluir
esto (que tal el encabalgamiento?)

Terminaría mi culto soneto
Con una bella frase inspiradora
Pero la verdad no me sé ninguna

Belleza

Supiera el tiempo besar sus facciones
Venustas maldita, hija de Leda
Entiende en su fin la dulce vereda
Voz de sirena escupiendo canciones

Mil hogueras danzantes en sus ojos
Al morir ni las cenizas quedarán
De sus alas sólo viven despojos

Llamas de amor aludiendo al deseo
Flor aún no madura y ya podrida
Mujer rechazada por Prometeo

Por florecer rápido se marchitó
Corpus duplicis, reflejo brillante
Esbozos de ilusión siempre cambiante
Al brillar tan fuerte su luz se quemó